¿Bañera o plato de ducha? Claves para elegir bien

Una de las reformas más habituales que se hacen en una casa es cambiar la bañera por un plato de ducha, pero ¿es la ducha siempre la mejor opción? Hoy te contamos todo sobre cómo elegir bien entre una y otra.

¿Bañera o plato de ducha?

A la hora de escoger entre la ducha o la bañera, muchas personas tienen dudas. Y es que la ducha es muy cómoda en muchas ocasiones, pero la bañera también tiene grandes ventajas en función de la situación. Si no sabes por qué decantarte, sigue leyendo, te traemos las respuestas que buscas.

La diferencia principal entre una ducha y una bañera es sin duda la cantidad de agua que gastamos y la accesibilidad que implica una y los inconvenientes de la otra, pero todo tiene más miga de lo que parece.

Pero las duchas y las bañeras son dos tipos de instalaciones totalmente diferentes, aunque tengan funciones muy similares, o idénticas en algunas ocasiones. De todas formas, cambiar una bañera por un plato de ducha o instalar una bañera en uno de tus baños son decisiones que debes tomar teniendo toda la información sobre las ventajas que aportan cada una de ellas. A continuación te contamos cuáles son los beneficios de ambas para que puedas comparar y tomar decisiones sobre si decantarse por bañera o plato de ducha.

¿Bañera o plato de ducha? Claves para elegir bien

Ventajas de la ducha

Un plato de ducha es mucho más accesible, de hecho una de las razones por las que se suele cambiar la bañera por un plato de ducha es para que el baño sea apto para cualquier persona, incluidas aquellas con movilidad reducida y ancianos. 

Además, es mucho más cómodo para cualquier persona meterse en la ducha, además de más rápido. En muchas ocasiones, la bañera apenas se usa para su cometido principal que es bañarse. Esto implica una clara ventaja de la ducha frente a la bañera, que es la funcionalidad. 

Los platos de ducha tienen un aire más actual, aportan modernidad y estilo al baño. Los platos de ducha son amplios pero también se adaptan al espacio que tengamos en el baño. En el mercado podemos encontrar platos de ducha cuadrados o rectangulares, en función de nuestras necesidades.

Además de la accesibilidad y la funcionalidad, otra de las ventajas de la ducha es el ahorro. Una ducha requiere mucha menos agua que un baño. Por lo tanto, estamos hablando de que las duchas son más ecológicas y sostenibles.

¿Bañera o plato de ducha? Claves para elegir bien

Ventajas de la bañera

A estas alturas puedes pensar que no hay tantas ventajas en tener una bañera frente a una ducha, pero no es así, en absoluto. En algunas circunstancias, tener una bañera es mejor que tener una ducha y a continuación te contamos por qué.

Si tienes niños en casa, la bañera es el lugar indiscutible para asearlos. De hecho es el mejor lugar para ello, y si lo comparamos con una ducha, esta última pierde en funcionalidad. Además, a los niños les gusta jugar en el agua, lo que hace que la hora del baño sea mucho más entretenida para ellos y quieran bañarse. 

Pero no solo los niños pueden disfrutar de la bañera, los adultos también pueden darse un baño relajante después de una semana de trabajo y estrés. Existen bañeras de hidromasaje que pueden utilizarse como una bañera convencional pero también tienen la opción de convertir el baño en una sesión de relajación. Tus músculos te lo agradecerán.

Otra de las funciones que tiene una bañera es la de contenedor de agua. Y es que si en algún momento, debido a obras, se va a cortar el suministro, se puede acumular agua en la bañera, que cuenta con gran capacidad.

Aunque la ducha también puede servir para esto, la bañera cumple mejor la función de lavadero. Hay objetos de la casa que pueden no caber en el fregadero y necesitas lavar; la bañera es el lugar indicado para esta tarea.

Si tienes perros, este será el lugar idóneo para bañarlos. Es muchísimo más útil la bañera que la ducha en estos casos.

En el caso de que cuentes con una casa que tenga dos baños, y no quieres escoger entre bañera o plato de ducha, puedes optar por tener ambas opciones, de esta forma podrás beneficiarte de las ventajas que tienen tanto la ducha como la bañera. 

¿Bañera o plato de ducha? Claves para elegir bien

Sea cual sea la decisión que tomes, no te olvides de tomar medidas en tu baño para saber aproximadamente con el espacio con el que cuentas. En muchas ocasiones, optar por el plato de ducha será la mejor decisión si se trata de un baño pequeño.

Si quieres llevar a cabo una obra en tu baño, sea para reformarlo o cambiar la bañera por un plato de ducha, en Dúchate tenemos todo lo que necesitas. Escríbenos para resolver dudas o para que te hagamos un presupuesto a medida; te asesoraremos en todo lo que necesites. Contamos con los mejores profesionales y podemos llevar a cabo las reformas que necesites.

','

' ); } ?>

Deja un comentario

× Whatsapp