Tipos de mamparas según su apertura

Son dos las variables que tenemos que considerar para elegir entre los tipos de mamparas según su apertura: la forma y dimensiones del plato de ducha o de la bañera. Por otro lado, la localización del plato de ducha o bañera en el baño, es otro aspecto que tenemos que tener en cuenta y que depende en gran medida del tamaño total del cuarto de baño.

Si estás pensando en colocar una mampara y no sabes qué tipo de apertura será mejor para tener el máximo confort en el cuarto de baño, te dejamos unos consejos para elegir la apertura de una mampara y también los tipos de aperturas de mamparas que existen en el mercado.

¿Cómo elegir la apertura de una mampara?

Las mamparas son un elemento que cambia por completo la estética de un cuarto de baño. Tanto es así, que la gente que decide cambiar bañera por plato de ducha siempre elige mampara. Pero no sólo es estético su uso, las mamparas también ofrecen muchas comodidades.

Existen principalmente cuatro tipos de aperturas de mamparas de baño: corredera, abatible, fija y plegable. Aunque todo dependerá de gustos y preferencias estéticas, hay que tener en cuenta algunas cuestiones antes de elegir una apertura de mampara para un cuarto de baño.

Lo primero, es saber si el cuarto de baño es pequeño o grande, estrecho o amplio. Lo segundo, es la situación del plato de ducha o de la bañera, teniendo en cuenta la situación de otros elementos del cuarto de baño como el sanitario y los muebles. Lo tercero, sería tener claro quién va a utilizar la mampara de baño. No es lo mismo que el uso sea familiar, que si los usuarios de la mampara de baño tienen alguna necesidad específica.

La elección de un tipo de apertura de mampara es algo importante puesto que va a afectar a la comodidad del cuarto de baño. Por eso, debes tener claros los tipos de mamparas según su apertura.

Tipos de mamparas según su apertura

Tipos de mamparas según su apertura

A continuación, analizaremos los tipos de mamparas de baños según su apertura para que elijas la que mejor se adapte a tus necesidades de espacio y distribución de tu cuarto de baño. Si estás pensando en comprar una mampara de baño, presta atención a lo que te contamos.

Mamparas de baño abatibles

Las mamparas de baño abatibles, también llamadas pivotantes o tipo walk, son el tipo de mampara que más espacio necesita a su alrededor para abrirse.

Ventajas. Ofrecen una apertura muy amplia para acceder al plato de ducha o bañera. Su diseño es cómodo y funcional y apto para el uso de personas mayores o personas con movilidad reducida. No llevan perfiles o raíles inferiores que puedan provocar tropezones al salir. 

Desventajas. No son ideales para baños pequeños o con muchos muebles cerca de la bañera o plato de ducha porque el cristal puede chocar con estos y estropearse con el paso del tiempo.

Mampara de baño corredera

Se consideran la mejor opción para aquellos baños en los que es necesario aprovechar el espacio al máximo.

Ventajas. No ocupan espacio al abrir y pueden tener algunas partes fijas que no resultan problemáticas a la hora de instalarlas delante de obstáculos como aseos o lavabos. Dejan suficiente espacio en la bañera o el plato de ducha

Desventajas. La apertura puede ser algo más complicada que las mamparas abatibles porque hay que deslizar el cristal sobre los raíles y el marco inferior y superior con suavidad, sin tirar con demasiada brusquedad.

Mampara de baño fija

Este tipo de mampara de baño es tendencia actualmente por su diseño sencillo y minimalista. Consta de un panel de cristal fijo, sujeto a la pared y que deja un hueco abierto en un lateral.

Ventajas. Son muy robustas puesto que el grosor del cristal debe ser entre 6 y 10 milímetros para garantizar la estabilidad del conjunto.

Desventajas. Se recomienda su uso para adultos, ya que los niños, al jugar con el agua, pueden salpicar fuera con facilidad, lo que puede hacer el suelo del cuarto de baño resbaladizo. 

Tipos de aberturas de mamparas A continuación, analizaremos los tipos de mamparas de baños según su apertura para que elijas la que mejor se adapte a tus necesidades de espacio y distribución de tu cuarto de baño. Si estás pensando en comprar una mampara de baño, presta atención a lo que te contamos. Mamparas de baño abatibles Las mamparas de baño abatibles, también llamadas pivotantes o tipo walk, son el tipo de mampara que más espacio necesita a su alrededor para abrirse. Ventajas. Ofrecen una apertura muy amplia para acceder al plato de ducha o bañera. Su diseño es cómodo y funcional y apto para el uso de personas mayores o personas con movilidad reducida. No llevan perfiles o raíles inferiores que puedan provocar tropezones al salir. Desventajas. No son ideales para baños pequeños o con muchos muebles cerca de la bañera o plato de ducha porque el cristal puede chocar con estos y estropearse con el paso del tiempo. Mampara de baño corredera Se consideran la mejor opción para aquellos baños en los que es necesario aprovechar el espacio al máximo. Ventajas. No ocupan espacio al abrir y pueden tener algunas partes fijas que no resultan problemáticas a la hora de instalarlas delante de obstáculos como aseos o lavabos. Dejan suficiente espacio en la bañera o el plato de ducha Desventajas. La apertura puede ser algo más complicada que las mamparas abatibles porque hay que deslizar el cristal sobre los raíles y el marco inferior y superior con suavidad, sin tirar con demasiada brusquedad. Mampara de baño fija Este tipo de mampara de baño es tendencia actualmente por su diseño sencillo y minimalista. Consta de un panel de cristal fijo, sujeto a la pared y que deja un hueco abierto en un lateral. Ventajas. Son muy robustas puesto que el grosor del cristal debe ser entre 6 y 10 milímetros para garantizar la estabilidad del conjunto. Desventajas. Se recomienda su uso para adultos, ya que los niños, al jugar con el agua, pueden salpicar fuera con facilidad, lo que puede hacer el suelo del cuarto de baño resbaladizo. Mampara de baño plegable Las mamparas de baño plegables se doblan sobre sí mismas como un acordeón y no necesitan espacio extra para abrirlas. Ventajas. Son perfectas para aseos o cuartos de baño pequeños. Dejan mucho espacio para que el acceso sea cómodo, por lo que son ideales para personas mayores o con movilidad reducida. Desventajas. Sufren más desgaste por el uso que las abatibles, por ejemplo. Por eso, la estructura de raíles y marcos debe ser de gran calidad y robustez. Ahora que ya conoces los tipos de mamparas según su apertura, podrás elegir la que más se adapte a tus necesidades y circunstancias. Ponte en contacto con nosotros si quieres instalar una mampara de baño.

Mampara de baño plegable

Las mamparas de baño plegables se doblan sobre sí mismas como un acordeón y no necesitan espacio extra para abrirlas.

Ventajas. Son perfectas para aseos o cuartos de baño pequeños. Dejan mucho espacio para que el acceso sea cómodo, por lo que son ideales para personas mayores o con movilidad reducida.

Desventajas. Sufren más desgaste por el uso que las abatibles, por ejemplo. Por eso, la estructura de raíles y marcos debe ser de gran calidad y robustez.

Ahora que ya conoces los tipos de mamparas según su apertura, podrás elegir la que más se adapte a tus necesidades y circunstancias. Ponte en contacto con nosotros si quieres instalar una mampara de baño.

','

' ); } ?>

Deja un comentario

× Whatsapp