Ventajas de tomar una ducha

Son muchas las ventajas de tomar una ducha en vez de un baño. En este post vamos a hablar de ventajas relacionadas con la salud, pues si te duchas podrás tener las piernas más descansadas y ligeras.

¿Cómo? Combinando el agua caliente con el agua fría, si acabamos la ducha con agua fría conseguiremos que las venas dilatas del agua caliente, se contraigan con la sensación de frío. Ello hace que la circulación sanguínea se active de un modo muy ventajoso para nuestra salud.

El aumento y mejora de la circulación sanguínea que lleva estos ciclos de agua caliente y fría en la ducha conlleva una mejor oxigenación de los músculos y por lo tanto, a que los músculos se revitalicen y se tonifiquen, es más fácil eliminar la grasa acumulada en estas capas de la piel, por lo que se reduce la celulitis y se siente más ligereza en las piernas.

Si en tu trabajo pasas muchas horas de pie o sentado en la misma postura, prueba a hacer este pequeño ejercicio cuando te duches, en pocas sesiones notarás grandes beneficios.

','

' ); } ?>

Deja un comentario

Call Now Button
× Whatsapp