Cómo conseguir que un baño con azulejos o un piso húmedo sea menos resbaladizo

Existe un peligro de resbalones y caídas en todas las duchas y baños húmedos, debido a muchos factores que contribuyen. Entre ellos: el jabón, el agua, la suavidad de las superficies embaldosadas y la dureza de las superficies embaldosadas. Las duchas con azulejos no siempre están preparadas contra los riesgos de resbalones y pueden seguir siendo un peligro si no nos protegemos de manera adecuada.

Hay muchas formas adicionales de garantizar que la bañera o la ducha sea menos resbaladiza. Por esto hemos reunido una lista de las mejores medidas preventivas de lesiones para implementar.

¿Se controla la capacidad de que las baldosas sean resbaladizas?

La respuesta es SÍ. Existe lo que llamamos la prueba del péndulo. Ésta se usa para monitorear el resbalamiento de las baldosas y está sujeta a un estándar británico (BS 7976: Partes 1-3, 2002). Esta prueba está recomendada por el HSE (Health and Safety Executive). Es la única prueba que se utiliza en la ejecución y enjuiciamiento en resbalones y tropezones.

La prueba del péndulo evalúa la fricción que ofrece la superficie de un piso cuando un pie se encuentra con él. Puede medir el potencial de deslizamiento de pisos secos, húmedos y contaminados. Asegurarse de pasar la prueba del péndulo es esencial para la seguridad de, por ejemplo, un edificio completo.

¿Cómo hacer que los pisos de baldosas sean menos resbaladizos?

Los pisos de baldosas, si bien son estéticamente agradables, requieren métodos antideslizantes. Por ejemplo, teniendo soluciones de agarre o alfombrillas antideslizantes.

El método más fácil es comprar una alfombrilla antideslizante y simplemente colocarlo en el piso. Esto no cubre todas las áreas, por lo que es posible que deba elegir una solución más completa según la zona del cuarto de baño.

La solución más eficaz y duradera es instalar una fórmula antideslizante en tus baldosas. Es de larga duración y cubre toda la superficie.

1. Alfombrillas antideslizantes/alfombrillas de ducha antideslizantes

Las alfombrillas de suelo pueden funcionar como una forma preventiva de evitar resbalones y tropiezos en el baño. Los materiales utilizados en las alfombrillas de agarre suelen ser alfombrillas de goma, vinilo o plástico y consisten en una parte inferior con ventosas que se adhieren al suelo y una parte superior texturizada de alto agarre para pararse.

Son muy eficaces y sencillas de utilizar. Se emplean para superar el problema de los azulejos resbaladizos y se pueden utilizar prácticamente en cualquier superficie del baño, como polímeros, madera o mampostería.

Fáciles de encontrar a la venta, las alfombrillas antideslizantes pueden ser una solución sencilla para las baldosas resbaladizas.

2. Barras de agarre

Las barras de agarre se pueden agregar directamente a las duchas como algo a lo que agarrarse al entrar y salir de la ducha. No van a hacer que el piso sea menos resbaladizo como tal. Van a ayudarnos a reducir la posibilidad de que ocurran accidentes. Son ideales para personas con movilidad reducida. Su instalación requiere a un profesional en instalaciones de estilo. Se pueden atornillar en la estructura de la pared de la ducha. Comúnmente en lugares donde las personas con movilidad reducida, las barras de agarre son una opción que puede adaptarse a algunas duchas, aunque de no ser bien elegidas, tampoco son la característica más elegante.

3. Instalación de asientos de baño o ducha

Instalar un asiento para bañera o ducha, puede evitar resbalones y tropiezos en la ducha. Hablamos de un asiento de ducha es un taburete o silla independiente que ha sido especialmente diseñado para su uso en la ducha. También puede adoptar la forma de una silla o banco que se fija a la pared. Si tiene una ducha sobre la bañera, deberá buscar un tipo diferente de asiento. Estos ayudan a las personas cuando están en la ducha, pero combinados con las barras de agarre, pueden ser la manera perfecta de ayudar a alguien mientras se ducha.

4. Tiras adhesivas

Las tiras adhesivas antideslizantes para suelos son tiras de cinta que se pueden pegar al suelo o a la superficie de las baldosas. Con una aplicación simple, este es otro método rápido y efectivo para evitar que un piso resbaladizo cause lesiones en la bañera o en la ducha.

Aunque hay menos alteración en la superficie que las alfombrillas antideslizantes, no es necesario quitarlas ni limpiarlas de la misma manera que las alfombrillas de agarre, sin embargo, necesitan un reemplazo frecuente.

5. Revisión el Drenaje

Un sistema de drenaje adecuado es imprescindible en una bañera o en una ducha bien estructurado. Para una apariencia más elegante, puedes elegir un orificio de drenaje cuadrado o alargado en lugar del redondo convencional. Tal vez te surja la duda acerca de por qué es tan importante un buen drenaje para evitar resbalones y tropiezos. Un sistema de drenaje seguro y desbloqueado puede evitar inundaciones y agua estancada adicional que evitará que tenga resbalones en el baño. Un desagüe bloqueado significará que el sistema drena demasiado lentamente, lo que provoca agua estancada y la posibilidad de que se pudra la lechada o se desarrolle moho.

Soluciones para suelos de baño resbaladizos

Como las baldosas pueden ser resbaladizas de todos modos, las baldosas mojadas son aún más peligrosas cuando se trata de resbalones. Por ello, es esencial tratar de mantenerlas secas siempre que pueda. También utilizar otras técnicas como alfombrillas y tiras para evitar que se vuelvan resbaladizas las superficies.

También es importante tener el caudal correcto para su sistema de drenaje. Si tienes una lluvia monzónica, por ejemplo, necesitarás varias trampas para asegurarse de que el agua no se asiente en el piso y se drene a la velocidad correcta.

Para obtener asesoramiento u orientación de expertos sobre las reformas de cuartos de baño, póngase en contacto con nosotros.

','

' ); } ?>

Deja un comentario

Call Now Button
× Whatsapp