Por qué elegir el color blanco en tu nuevo plato de ducha 

“Para gustos colores” y es que, hay tantos tipos de platos de ducha como colores en el mercado. Las líneas decorativas evolucionan y cambian de un año para otro. Los cuartos de baño están tomando un gran protagonismo en el mundo de la decoración y de las reformas. Lo que antes era tratado como un espacio al que se le dedicaba poca atención, basado en tópicos, hoy en día tiene unas posibilidades infinitas.

A la hora de cambiar bañeras por platos de ducha existe un gran abanico de variables entre las que elegir. El color es un aspecto fundamental que determinará el resultado final de tu cuarto de baño. Debes tener en cuenta que tu plato de ducha cambia, pero si no haces una reforma completa los sanitarios seguirán siendo los mismos. Es por ello por lo que debes hacer una buena elección para que no exista un impacto negativo en el resultado final.

Si piensas en un baño antiguo, te vendrán a la cabeza elementos de estilo rococó. Baños sobrecargados donde tenían lugar hasta telas con encaje, las cuales se encuentran más que olvidadas y apartadas de las líneas decorativas para siempre. En un primer momento, se reemplazaron las cortinas habituales de las bañeras por mamparas, hasta llegar a los platos de ducha. Sustituir las bañeras por platos de ducha es un movimiento muy inteligente, debido a que su limpieza es mucho más cómoda y el gasto de agua es menor. En estos días donde el consumo y el ser sostenibles ha tomado un mayor protagonismo, es importante adecuarse. También ser conscientes de que cualquier apoyo que hagamos para reducir el consumo, ayudará también al planeta.

Desde que comenzase a estar más presente el plato de ducha en nuestras viviendas, su evolución ha sido exponencial con cada año que ha pasado. La cantidad de materiales, formas, colores y combinaciones son abrumadoras. Es por ello, que hoy te damos una pequeña guía sobre de qué color elegir tu plato de ducha y que quede en armonía dentro de tu baño.

¿Cuándo elegir el color blanco para tu plato de ducha?

En primer lugar, debes tener presente la siguiente cuestión: ¿vas a reformar tu baño por completo o vas a cambiar solo el plato de ducha?

Si tu respuesta es una reforma completa, debes atender a cuáles son los elementos que existirán en tu nuevo cuarto de baño, así como el color del suelo y las paredes final. Es muy importante que tengas presente estos datos ya que tenemos que elegir un plato de ducha que no rompa la estética.

Si te respuesta en que solo vas a cambiar el plato de ducha, fíjate en los elementos que tienes en tu baño actual para buscar un plato de ducha que combine perfectamente con lo que ya tienes. Tu suelo y tus paredes juegan un papel crucial a la hora de elegir un plato de ducha.

Puede que estés aburrido del color blanco y de los baños en este color. Sin embargo, este color a día de hoy sigue siendo tendencia y es uno de los más empleados en los cuartos de baño de todo el mundo. El estilo minimalista, tendencia actualmente, utiliza muchísimo el blanco debido a que ofrece luminosidad y da la sensación de limpieza. El color blanco pega con prácticamente cualquier color y ha sido el más empleado en las reformas de cuarto de baño durante décadas.

Debes pensar más allá del color, ya que una cosa es el tono y otra es la textura. Existen una gran cantidad de texturas disponibles en el mercado con las que crear un toque diferente (aunque siga siendo blanco). Los platos de ducha de resina cuyas características principales son que son antideslizantes y llevan una inclinación de serie para dirigir el agua hacia el desagüe son tendencia. Su acabado es perfecto y le dan glamour a nuestro baño. Su línea es seria, pero ofrece un grado extra de sensación de organización y limpieza. La textura ayuda a que no veamos el blanco satinado de toda la vida en nuestro baño sino un plato de ducha con estilo.

Los platos de ducha de pizarra blanca también son una excelente decisión. Su textura se diferencia claramente de la de los platos de ducha de resina y satinados. Ofrecen también una gran sensación de limpieza y organización. Para baños cuyos suelos son de color oscuro o suelos lisos sin colores, estos platos de ducha ofrecen un contraste bonito. No solo en cuestión de color, sino que su veteado nos proporcionará también esa sensación de organización y distinción de estancias, más allá de los colores.

Si en tu cuarto de baño predomina el color blanco o cualquier otro tono de manera muy clara, como el azul o el rosa, un plato de ducha blanco puede darte un contraste que no rompa la armonía. Te ayudarán además a diferenciar las zonas de manera clara y a crear estancias dentro del mismo cuarto de baño, aunque sea pequeño. El color blanco siempre es una buena decisión, incluso si todo es blanco incluyendo el suelo: estarás jugando con las tendencias actuales que son monocromáticas.

Desde duchate.es somos especialistas en la reforma de cuartos de baño y en los cambios de bañeras por plato de ducha. Con décadas de años de experiencia a las espaldas podemos aconsejarte sobre las mejores soluciones para tu nuevo cuarto de baño sin ningún tipo de compromiso.

','

' ); } ?>

Deja un comentario

× Whatsapp