Cómo limpiar un plato de ducha de resina

Cuando nos decidimos por cambiar la bañera por plato de ducha, tenemos que tener claro que existen muchos materiales en el mercado con los que fabrican los platos de ducha: marmol, granito, piedra, resina y algunos más.

Conocer las características de estos materiales no sólo será útil para saber si se adaptan a tus necesidades, por ejemplo, si son antideslizantes para mayor seguridad en el uso para niños o ancianos. También es muy útil conocer sus particularidades de cara a saber cómo limpiar un plato de ducha.

Por eso, en el post de hoy te contamos cómo limpiar un plato de ducha de resina, para que, con un simple pero efectivo mantenimiento diario, consigas tener tu plato de ducha de resina como el primer día.

Características de los platos de ducha de resina

Los platos de ducha de resina, además de ser una opción elegante y cuidada para el cambio de bañera por plato de ducha, son muy resistentes, duraderos y seguros. Algunos de ellos, vienen con una superficie antideslizante que los hace todavía más seguros, funcionales y prácticos.

Los platos de ducha de resina suelen ser hechos a medida para cada cuarto de baño. Por lo que quedarán a la perfección en un cuarto de baño.

La resina que se utiliza para fabricar los platos de ducha es una combinación de minerales (marmolina o cuarzo) y resinas (poliuretano, entre otros). Es por eso que también se denominan platos de ducha de carga mineral. Ambos materiales se recubren con laca, pintura o gel coat (este material cuenta con propiedades antibacterianas). Este acabado es el que les da ese aspecto tan característico.

Por eso, es importante saber cómo limpiar los platos de ducha de resina. De no hacerlo, podemos deteriorar o eliminar dicha capa protectora y estropear el plato de ducha de resina.

Cómo limpiar un plato de ducha de resina: mantenimiento diario

Aunque los platos se han convertido en una opción ideal para reformar un cuarto de baño, lo cierto es que no quedan libres de acumulación de suciedad, manchas o cal.

En el momento de instalar un plato de ducha de resina, es importante tener en cuenta la información del fabricante para su mantenimiento y limpieza. Esto es importante porque cada fabricante utiliza unos materiales y calidades distintas, lo que hace necesario adaptarse a sus recomendaciones. Sin embargo, existen unos consejos que se pueden seguir de forma general para saber cómo limpiar un plato de ducha de resina. Te las contamos a continuación.

Productos de limpieza

Los productos de limpieza para limpiar un plato de ducha de resina no deben ser abrasivos, porque de lo contrario podemos eliminar la capa protectora de Gel Coat. Entonces, ¿qué productos son mejores para limpiar un plato de ducha de resina? Con un jabón PH neutro es más que suficiente.Por ejemplo, jabón de glicerina, jabón de marsella o el jabón de lagarto de toda la vida.

Al igual que para los platos de ducha de resina, también es recomendable limpiar las mamparas de ducha después de cada uno con un jabón neutro. Así que te recomendamos que utilices estos mismos jabones para ambos procesos. Como ves, no necesitas muchos productos de limpieza para mantener limpio el plato de ducha o la mampara de ducha.

Útiles de limpieza

En cuanto a los materiales para limpiar el plato de ducha de resina, lo mejor es que utilices una esponja o paño de fibra, pero nunca un estropajo, pues es muy abrasivo. Se trata de elegir útiles de limpieza que cumplan sus funciones, pero sin estropear o dañar la capa protectora de los platos de ducha de resina.

 

Cómo limpiar un plato de ducha de resina

Cómo limpiar el plato de ducha

Si no sabes cómo limpiar el plato de ducha de resina, te damos una serie de pasos simples que puedes seguir para el proceso:

  1. Humedece el paño o esponja y ponle jabón. Frota la superficie de resina, tratando de llegar a todos los rincones, tanto las esquinas como el sumidero.
  2. Deja que actúe el jabón neutro. Puedes aprovechar y poner jabón a la mampara de ducha para eliminar restos de cal de agua.
  3. Pasados 5 minutos, elimina el jabón con abundante agua. Puedes quitar el agua que queda en la superficie con un paño seco para que no queden restos de agua y la superficie se mantenga seca.

Como ves, la resina es un material muy resistente y de fácil limpieza. Utilizarlo para un plato de ducha, son todo ventajas. Si estás pensando en cambiar tu bañera por plato de ducha, en Dúchate te asesoramos para conocer si la resina es el material perfecto para tu cuarto de baño y tu plato de ducha. Pide tu presupuesto sin compromiso.

','

' ); } ?>

Deja un comentario

Call Now Button
× Whatsapp