Cómo limpiar un plato de ducha de piedra

Puede que estés pensando en instalar un plato de ducha de piedra en tu baño pero no sabes cómo se lleva a cabo el mantenimiento de este tipo de platos de ducha. No te preocupes, hoy te contamos cómo limpiar un plato de ducha de piedra natural con todo detalle.

Cómo limpiar un plato de ducha de piedra

La reforma del cuarto de baño es una de las más habituales en un hogar, sobre todo cuando se decide cambiar la bañera por un plato de ducha. Los materiales que se utilizan para fabricar platos de ducha son muy variados, desde resina, acrílico, pizarra o piedra natural. Este último puede suscitar dudas, sobre todo en cuanto a su limpieza, por eso hoy te contamos cómo hacerlo.

Puede que tu preocupación principal sea cómo limpiar un plato de ducha de piedra natural sin que este pierda el brillo y el acabado que tenía al principio. De hecho, los platos de ducha de piedra son de alta gama y garantizan una calidad exclusiva. Pero no podemos mentir, un plato de ducha acrílico es mucho más sencillo de limpiar.

Los platos de ducha de piedra pueden ser de granito, mármol o cuarcita, entre otras piedras, y se trata de materiales con un alto grado de porosidad. Es por esto que es normal preocuparse en cuanto a la humedad y la suciedad, especialmente porque la piedra podría guardar humedad en su interior y provocar la aparición de hongos.

Por lo tanto, te recomendaremos un plato de ducha de piedra natural cuando las condiciones en casa y en especial en el cuarto de baño sean positivas para este material, donde una buena ventilación es importante para que se mantenga en buen estado durante más tiempo.

Productos para limpiar un plato de estas características

En lo que respecta a los productos de limpieza, lo ideal es utilizar un producto jabonoso con Ph neutro para evitar la aparición de manchas debido a la corrosión que podrían ocasionar otros productos de limpieza. 

Te recomendamos que utilices un limpiador con Ph neutro desde el primer momento, no esperes a que aparezcan manchas en el plato de ducha de piedra natural; a modo de prevención. En el mercado puedes encontrar productos especiales para limpiar piedra, échales un vistazo pero ten en cuenta nuestro consejo para conseguir un mejor resultado.

El agua a presión puede ser otra forma de limpiar tu plato de ducha de piedra, y es que para esto no se necesita ningún producto. Únicamente con el agua podrás eliminar cualquier mancha que hubiera aparecido en la piedra y prevenir la aparición de las mismas.

Cómo limpiar un plato de ducha de piedra

Para limpiar este tipo de platos de ducha podemos usar un desengrasante diluido en agua, pero ten en cuenta que tenga un Ph neutro, como te hemos comentado. Lo ideal en estos casos es usar una parte del producto por 10 partes de agua. 

Evita utilizar limpiadores como lejía, pues se trata de un producto corrosivo que puede dejar dañada la piedra, al ser un material natural. Ten en cuenta que, aunque la piedra sea un material muy resistente a algunos factores, con productos de este tipo podemos estropearla.

Cómo eliminar el moho de un plato de ducha de piedra

Un plato de ducha de estas características estará sellado y la instalación se hará correctamente si contratas a profesionales del sector. Pero tenemos que tener en cuenta que la piedra es un material natural y que por lo tanto, tiene pequeñas grietas o agujeros imperceptibles para el ojo, pero lo suficientemente grandes como para que se forme moho.

Es por eso que te recomendamos que consultes a los profesionales para comprar el producto adecuado para limpiar el moho de un plato de ducha de estas características. A continuación te contamos cómo proceder con la limpieza.

Así que para limpiar tu plato de ducha vas a necesitar el producto indicado para hongos y moho que sea apto para piedra natural. También vas a necesitar agua fría para aclarar el producto. Antes de comenzar con la limpieza, asegúrate de proteger otras superficies del baño cercanas que no sean de piedra, pues podrían ser afectadas por el producto.

Lo ideal es aplicar el producto en la zona donde haya aparecido el moho y los hongos. Después dejaremos actuar este producto durante 5 o 10 minutos, antes de aclarar con agua fría. Este proceso lo repetiremos pasados unos 30 minutos.

En el caso del moho y los hongos, hablamos de manchas de origen orgánico. En el caso de que el plato de ducha se manche con productos, como tintes, etc, consulta con un profesional para utilizar el mejor limpiador para tu plato de ducha.

Puedes ponerte en contacto con Dúchate para consultar cualquier duda que tengas sobre limpiar un plato de ducha de piedra o si estás pensando en hacer una reforma en tu baño.

','

' ); } ?>

Deja un comentario

Call Now Button
× Whatsapp