Cómo hacer tu propia bomba de baño para un baño relajante

Si estás buscando una forma fácil y económica de crear una experiencia de spa en casa, estás a punto de encontrar la solución económica que te hará quedar de cine. Puedes utilizar las pequeñas bolas de baño efervescentes que se venden en tiendas. Estas bolsas de baño tienen las cualidades oportunas para ello. Están llenas de ingredientes relajantes como sales de Epsom y aceites esenciales, son una forma fácil y económica de hacer que tu baño sea un oasis de tranquilidad.

¿Pero por qué comprar bombas de baño tan caras en una tienda cuando puedes hacer tus propias bombas de baño en casa? En este artículo te enseñamos como hacer tu propia bomba de baño sin gastarte casi dinero. Disfruta de un baño relajante solo, en pareja o en familia. Es fácil y divertido. Además, podrás personalizar tus bombas de baño con tus fragancias y colores favoritos.

Con qué materiales preparo mi bomba efervescente caso para el baño

Antes de comenzar asegúrate de tener los siguientes ingredientes para poder llevarla a cabo:

  • 1 taza de bicarbonato de sodio
  • 1/2 taza de ácido cítrico
  • 1/2 taza de sales de Epsom
  • 1/2 taza de maicena
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 1 cucharada de agua
  • 20 gotas de aceites esenciales (opcional)
  • Colorante alimentario (opcional)
  • Moldes de silicona para bombas de baño (puedes encontrarlos en tiendas de artesanía o en línea)

Instrucciones para crear tu bomba de baño casera relajante

  1. En un tazón grande, mezcla el bicarbonato de sodio, el ácido cítrico, las sales de Epsom y la maicena.
  2. Agrega el aceite de coco y mezcla bien hasta que consigas una textura similar a la arena mojada.
  3. Agrega las gotas de aceites esenciales y sigue mezcla bien.
  4. Si lo deseas, añade el colorante alimentario para crear una atmósfera propia.
  5. Agrega el agua de manera paulatina, mezclando bien después de cada ingrediente. La mezcla debe ser lo suficientemente húmeda para mantener su forma cuando se presiona con las manos, pero no demasiado húmeda para que comience a burbujear.
  6. Presiona la mezcla en los moldes de silicona para bombas de baño y deja secar durante la noche.
  7. Una vez que las bombas de baño estén completamente secas, retíralas cuidadosamente de los moldes y guárdalas en un recipiente hermético hasta que estés listo para usarlas.

¡Y eso es todo! Siguiendo estos pasos has creado tus propias bombas de baño caseras para disfrutar en tu próximo baño relajante. Puedes personalizar la receta con tus aceites esenciales y colores favoritos. Y por supuesto, !imaginación al poder! Agregar flores secas o hierbas para un toque extra especial que sea tu punto de identidad.

Ahora solo queda disfrutar después de un largo día. Sumérgete en el agua tibia, agrega una bomba de baño de las que has hecho con tus propias manos y relájate en un ambiente característico de un spa, sin moverte ni perder la comodidad de tu hogar. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

','

' ); } ?>

Deja un comentario

Call Now Button
× Whatsapp