Cómo colocar un plato de ducha regulable en altura en 10 pasos

Si te estás decidiendo por instalar un plato de ducha regulable en altura, desde duchate.es te traemos la guía para que puedas realizar la instalación. Si vas a cambiar tu bañera por un plato de ducha, en primer lugar, deberás retirar la bañera original. Es importante que te deshagas de ella de las formas adecuadas para el deshecho de este tipo de materiales.

A continuación, te detallamos cuáles son los pasos para realizar la instalación de tu plato de ducha regulable en altura:

Paso 1:

Coloca el plato de ducha donde deseas instalarlo y asegúrate de que encaje correctamente en el hueco donde quieres ubicarlo sin problemas de espacio. Atornilla las patas en su posición adecuada y ajusta la altura hasta que el plato esté al nivel en el que quieras que se encuentre.

Una vez realizados estos primeros pasos, conecta la salida de los desechos del agua residual que tiene el plato de ducha para asegurarte de que todo esté alineado correctamente.

Paso 2:

Asegúrese de que las patas del elevador estén ajustadas para permitir una caída adecuada del agua. Este movimiento es importante, ya que necesitamos que los desechos se drenen. Por lo general necesitaremos una caída de 50 mm por metro de la longitud de tubería. Inicialmente, puede ser más fácil nivelar la bandeja del plato de ducha, ajustando primero las patas de las esquinas principales. No olvides que también debes de encajar la pata central.

Paso 3:

Calcula la mejor ruta hacia la tubería del desagüe desde la trampilla en la bandeja. Si su tubería de salida ya está ubicada en su lugar, conéctala a la trampilla.

Paso 4:

Colocar la bandeja del plato de ducha, habiendo montado de manera previa la parte inferior del desagüe a la tubería.

Paso 5:

Usa un nivel de burbuja para asegurarte de que la bandeja está completamente nivelada en todo el contorno. Este es uno de los pasos más importantes en la instalación de un plato de ducha, ya que un plato que no está nivelado causará problemas con el drenaje y el agua podría acumularse en un lado del plato, lo que nos puede conducir potencialmente al desbordamiento. Las bandejas están diseñadas para que el agua corra hacia la salida de residuos, por lo que no es necesario inclinar el plato de ducha de manera manual.

Paso 6:

Verifica que todas las patas estén enganchadas y que las contratuercas están apretadas, tocando la brida

Paso 7:

Coge un recipiente con agua y vierte el contenido por el desagüe de la ducha para asegurarte de que fluya sin goteos ni fugas en la instalación.

Paso 8:

Cubre los espacios que existen alrededor de los lados del plato con zócalos o paneles laterales del plato de ducha.

Paso 9:

Aplica el sellador. En primer lugar, detrás de la bandeja: entre la pared y la bandeja. Esto sirve para amortiguar la bandeja y se trata del sello principal contra fugas. Aplica también el sellador a lo largo del borde superior y de la pared.

Paso 10:

Coloca las baldosas dejando un espacio aproximado de 3 mm entre la bandeja y las baldosas. Coloca de nuevo sellador. Esta vez entre la parte inferior de la loseta y la bandeja, asegurándose de que penetre en el espacio. Este sello secundario es importante ya que nos ofrecerá una mayor confianza en el acabado de la instalación.

Finalmente corta los paneles laterales a la medida. Fija las abrazaderas de las patas en su lugar, antes de instalar el panel. Es posible que desees fijar listones en el suelo para asegurar el panel.

','

' ); } ?>

Deja un comentario

× Whatsapp