Colocación de los platos de ducha acrílicos

Instalar un plato de ducha acrílico es realmente fácil y rápido. El proceso no toma más de 24 a 48 horas, entre que se prepara la superficie para la instalación y la espera para que se seque y se pueda utilizar.

En el post de hoy te contamos qué es un plato de ducha acrílico y cómo se coloca en tu baño. ¡Empecemos!

Instalar un plato de ducha acrílico

Los platos de ducha acrílicos se empezaron a utilizar después de los platos de ducha de porcelana. Por eso representan una alternativa a los platos de ducha de porcelana. Están fabricados en fibra y reforzados por el interior del plato para dar más consistencia al material.

Con la aparición de los platos de ducha de resina, los de acrílico han pasado a un segundo plano. Pero sigue siendo una buena opción y muy económica si deseas cambiar tu bañera por plato de ducha.

El acrílico tiene algunas ventajas y también algunos inconvenientes, te los contamos a continuación.

plato de ducha acrílico

Ventajas e inconvenientes de los platos de ducha acrílicos

Las principales ventajas son:

  • Son más cálidos al tacto que los platos de porcelana, lo cual es más agradable al uso.
  • Resbalan menos que los de porcelana, por lo que son más seguros.
  • Son muy ligeros, si se comparan con otros materiales para platos de ducha.

Estos son algunos de sus inconvenientes:

  • No existe la opción de fabricar a medida platos de ducha acrílicos. 
  • Como el material con el que están fabricados es tan flexible, el plato cede un poco cuando una persona se encuentra encima, por lo que puede parecer poco seguro.
  • Si se estropea, es muy probable que la reparación no quede del todo perfecta.
  • El material acrílico, con el uso y el paso del tiempo, puede cambiar de tonalidad.

En conclusión, gracias a ser tan resistentes a los golpes, los platos de ducha acrílicos son ideales para baños con mucho uso, donde los más pequeños podrán utilizarlos sin miedo a dañar la superficie.

Por otro lado, su cálido tacto consigue que la frialdad de la desnudez sea mucho más liviana, y los primeros momentos en el baño dejen de ser desagradables.

Además, la poca altura con la que se fabrican, unido a la superficie antideslizante que poseen, elimina en gran parte el riesgo de accidentes en el baño: tropiezos por diferencia de alturas, caídas al entrar o salir de la bañera, resbalones inesperados por falta de antideslizantes, etc. Los hacen perfectos para hogares donde vivan personas mayores.

Por último, la variedad de medidas de los platos de ducha acrílicos, unida a sus múltiples formas y la ligereza del material, lo hacen adaptarse a casi cualquier espacio del que dispongamos.

Pasos para colocar un plato de ducha acrílico

Al igual que el resto de materiales de platos de ducha, el proceso de colocación de un plato de ducha acrílico conlleva una serie de pasos.

Medir el espacio. Se debe medir el espacio con el que contamos para la instalación del plato, para posteriormente comprar un plato de acrílico que se adapte al espacio. 

En el caso de que no se encuentre en el mercado un plato de ducha con las medidas del espacio que disponemos, existe la posibilidad de fabricar un plato de ducha acrílico a medida

Ajuste de la toma del desagüe. Para evitar filtraciones, este paso es crucial en la instalación de un plato de ducha.

Nivelar la superficie. Cuando ya estén las tuberías instaladas, es momento de aplicar una base de mortero bien plana y nivelada, teniendo en cuenta la altura del plato.

Existen varias opciones. La primera es dejar el plato a ras de suelo. Es la mejor opción y la más estética si el baño es de obra nueva. La segunda opción, es que el plato sobresalga un poco. Es la opción más utilizada.

Colocar el plato y su conexión. Una vez que la superficie está completamente seca, es momento de instalar el plato de ducha acrílico. Debemos poner atención en que las tuberías coincidan perfectamente.

Sellar y secar. Una vez instalado el plato de ducha, se deben sellar las juntas para evitar escapes de agua. Dejar secar todo al finalizar la instalación, es el último paso antes de poder disfrutar de tu nuevo plato de ducha acrílico.

Todo esto lo realizamos en menos de 48 horas. Si quieres colocar un plato de ducha acrílico en tu cuarto de baño, en Dúchate puedes pedir presupuesto sin compromiso.

¿A qué esperas para disfrutar de tu nuevo plato de ducha? No lo pienses más y renueva tu baño con Dúchate.

','

' ); } ?>

Deja un comentario

Call Now Button
× Whatsapp