¿Es bueno ducharse todos los días?

En la antigüedad, cuando no era tan sencillo tener una ducha y productos para conseguirlo, la gente se bañaba menos veces a lo largo del tiempo.Sin embargo, el paso del tiempo y la sociedad ha ido adoptando una costumbre no del todo saludable: la de ducharse prácticamente todos los días. Una costumbre que, como veremos, tiene su origen en la mentalidad de nuestra sociedad.Desde luego, debemos recalcar que la frecuencia con la que nos duchamos depende, al final, de las características de cada persona. Existen personas que tienden a fabricar sudor todos los días, un sudor agrio; pero también existen personas que practican deporte cada día y/o que viven en lugares demasiado húmedos. En estos casos, ducharse todos los días sería lo apropiado, aunque no enjabonándose todo el cuerpo cada vez que lo hagan. Y explicamos por qué en este post.Lo que sí se recomienda lavar diariamente serían las partes íntimas, los pies, las axilas y las manos. Por razones totalmente naturales (los genitales y las axilas ya producen humedad de por sí y debemos guardar máxima higiene), los pies (pues son los que más se exponen a la suciedad) y las manos (recordemos que con ellas lo tocamos todo y son las que más gérmenes y bacterias acogen).Vamos a ello entonces: ¿por qué decimos que no es bueno ducharse todos los días?

Las fórmulas químicas de los productos de higiene

Cuando nos duchamos cada día creemos hacerlo por razones de higiene, sin saber que, en realidad, estamos contribuyendo a una “mala higiene”. ¿Por qué decimos esto? Los productos que solemos utilizar en la ducha (jabones, champús, cremas) pueden llegar a dañar la capa externa de nuestra piel por utilizar productos de higiene con fórmulas químicas (que son, prácticamente, todos los que encontramos en el mercado).Esta mala práctica hace que la piel se irrite, siendo más áspera, e incluso, podamos llegar a perder nuestro cabello por lavarlo demasiado.

La piel pierde protección

Nuestra epidermis, de manera natural, genera sebo. Nosotros consideramos esto como un exceso de grasa que parece preocuparnos y, por eso, decidimos ducharnos todos los días. ¿Sabías que este sebo lo produce la piel naturalmente con el objetivo de proteger nuestro cutis? La naturaleza es sabia, ¿eh?Por lo tanto, cuando decidimos aplicar estos productos, día tras día, lo que estamos haciendo es cargarnos esta protección aplicando jabones, exfoliantes y otros productos que nada tienen que ver con la salud de nuestra piel.

No deja salir nuestro olor propio

Ojo, no nos estamos refiriendo al sudor, ni al mal olor. Nos estamos refiriendo al aroma natural que cada cuerpo genera y que es característico de cada persona: ése generado por nuestras feromonas y que, por otro lado, puede resultar más atractivo que cualquier perfume comprado en tienda.Debemos pensar que, al final, se trata de una actividad totalmente mental: ¿por qué tendemos a pensar que nuestro cuerpo necesita una ducha en menos de 24 horas? ¿Notamos que olemos mal todos los días? ¿O que sudamos cada día lo suficiente como para necesitar ducharnos?Reconozcamos que esta práctica la hemos acabado acogiendo diariamente por pura rutina, pues el cuerpo humano no genera necesariamente sudor ni malos olores todos los días, a no ser que practiques actividad física todos los días.Y tú, ¿te duchas diariamente? 

Deja un comentario

Envíanos un WhatsApp
¡Hola! Bienvenid@ a Dúchate.es
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by